Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria
Gerencia General
Paseo Colón 367 Piso 9º
C1063CD – Ciudad Autónoma de Buenos Aires

 

Por razones de Salud Publica, corresponde la prohibición del DICLORVÓS, no solamente para el almacenamiento de granos, sino también para su uso en todo el sistema agroalimentario. Al SENASA (SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA) le consta que fueron hallados residuos de DICLORVÓS en muestras de Acelga y Espinaca en los controles de seguridad, conforme surge de los muestreos del Consolidado Trianual 2011/2013 y el Plan CREHA   (Periodo 2014-2016).
El 6 de Junio de 2007, la Unión Europea ha retirado completamente el
DICLORVÓS del mercado agrícola: ya no se admiten residuos de ningún tipo en productos vegetales. Concretamente se sostuvo que durante la evaluación de esta sustancia activa, se identificaron varias preocupaciones. En particular, sobre la base de los datos toxicológicos disponibles y teniendo en cuenta las incertidumbres de las propiedades genotóxicas y carcinogénicas de la sustancia, considerando también la baja calidad general del expediente, no se ha demostrado que la exposición estimada del operador, trabajador y la población en general sea aceptable.

http://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/ALL/?uri=CELEX:32007D0387

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha dictaminado que el DICLORVÓS es posiblemente carcinogénico para los seres humanos.  En el 2001, la EPA (Agencia Ambiental de Estados Unidos) lo clasificó como probable cancerígeno humano tras los resultados obtenidos en laboratorio con ratas y ratones.

https://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol53/mono53-11.pdf

Es considerado un Neurotóxico Nivel 2.  Tiene efecto colinérgico, neuropatía retardada.

Hay evidencias científicas que la exposición crónica al DICLORVÓS puede provocar el Mal de Parkinson.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21964614

https://www.researchgate.net/publication/267939241_Dichlorvos_concentrations_in_locally_formulated_pesticide_Ota-piapia_utilized_in_northeastern_Nigeria

Es considerado un Genotóxico. Se ha comprobado que la exposición crónica al DICLORVÓS provoca daño genético (aberración cromosómica).

http://naturalis.fcnym.unlp.edu.ar/repositorio/_documentos/tesis/tesis_1321.pdf

 https://www.atsdr.cdc.gov/toxprofiles/tp88.pdf

También es considerado un disruptor endocrino (clase 2).

http://www.ccoo.es/0ff7ce6aa8b7db23be48945a66d31d60000001.pdf
Esta demostrado que el uso concomitante del DICLORVÓS con otros agrotóxicos organofosforados aumenta la probabilidad de intoxicación aguda.

Es considerado muy tóxico para organismos acuáticos. Por su alta toxicidad representa un riesgo para los organismos acuáticos.

En base a lo reseñado, opino que la prohibición del DICLORVÓS debe ser por una cuestión de salud publica y protección ambiental y no por cuestiones comerciales. Disiento con las motivaciones expuestas, en tal sentido, en el proyecto de Resolución del SENASA, al darle prevalencia a las preocupaciones sobre el comercio exterior planteadas por las asociaciones y cámaras corporativas y empresariales, sobre la razón de la necesidad de prohibición del DICLORVÓS.

http://www.senasa.gob.ar/sites/default/files/ARBOL_SENASA/SENASA%20COMUNICA/CP/309/proyecto_resolucion_cp_309.pdf

Se recuerda que el Ministerio de Salud de la Nación, por Resolución 1631/2013, prohibió la comercialización para uso domiciliario de todos los formulados que contengan mas de un principio activo cuyo mecanismo de acción sea inhibir las colinesterasas. El Ministerio reconoció la peligrosidad de ese mecanismo de acción  - que justamente el DICLORVÓS posee - señalando  que  el mecanismo de los organofosforados a través del cual producen toxicidad consiste en la fosforilación de la enzima acetilcolinesterasa a partir de la unión de sus moléculas con grupos HO libres de la enzima. Que la inhibición de la enzima permite la acumulación de acetilcolina en el espacio ínter sináptico, y la saturación de los receptores específicos post sinápticos, con consecuente estimulación continua de la actividad eléctrica del sistema nerviosos autónomo, de la unión neuromuscular y el sistema nervioso central.

Son muchos los agrotóxicos cuyo mecanismo de acción es la inhibición de las colinesterasas y que fueron prohibidos por el ANMAT  (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) y el Ministerio de Salud de la Nación.  Así puedo citar los siguientes ejemplos. El Clorpirifós fue prohíbido para su uso domiciliario, a través de la Disposición 2659/2009 del ANMAT y Resolución 456/09 del Ministerio de Salud. El Malatión fue prohibido por Resolución 456/09 del Ministerio de Salud, 8 años después por el SENASA. El Diazinón fue prohibido por Disposición 2659/08 del ANMAT y Resolución 456/09 del Ministerio de Salud. El Bendiocarb, Propoxur y Fenitrotión fueron prohibidos por Resolución 1631/15 del Ministerio de Salud de la Nación. Por lo tanto, si todos los agrotóxicos mencionados (que poseen el mismo mecanismo de acción que el DICLORVÓS) fueron prohibidos para uso en los domicilios, es inaceptable que el SENASA permita su uso en los alimentos, incluido el DICLORVÓS que fue prohibido como aerosol y la venta libre para uso domiciliario  por el ANMAT, asimismo limitando a 0.5% la concentración máxima permitida para el principio activo en formulaciones de productos desinfectantes líquidos no presurizados domisanitarios que sean de Venta y Uso Profesional exclusivo. (Disposición 2659/09).

Por lo expuesto en el párrafo precedente considero también oportuno solicitar:

1) Prohíba de inmediato todos los agrotóxicos que tienen como mecanismo de acción inhibir las colinesterasas y que hayan sido declarados como posibles o probables cancerigenos.

2) Realice un proceso de reválida de todos los agrotóxicos registrados, a fin de que las empresas titulares de los registros presenten los estudios de inocuidad alimentaría considerando las directrices sobre riesgos crónicos y carcinogenicidad 452/453 de la OCDE.

3) Cambie la metodología de clasificación toxicológica y considere los efectos crónicos de los agrotóxicos tanto en la salud humana como en la biodiversidad.

4) Resguarde, de inmediato, la salud pública y actualice los parámetros de LMR (límite máximo de residuo) de agrotóxicos en alimentos, dado que la guía de la Resolución 934/2010 representa un riesgo de daño grave a la salud publica. Hay valores de LMR, como es el caso del DICLORVÓS, que son quinientas veces superior a los establecidos en la Comunidad Europea.

Y por ultimo, se le advierte, que la cuestión en tratamiento es un tema de salud pública. Un residuo de agrotóxico en un alimento es un residuo peligroso y la inacción de las autoridades al respecto, puede representar una conducta que encuadre en la figura penal de omisión de los deberes de funcionario público.

Sin mas. Solicito que tenga en consideración la opinión formulada y resuelva de inmediato la prohibición del DICLORVÓS con el alcance expuesto ut supra.