volver        

Naturaleza de Derechos - 2  de Octubre  de 2015.

UN CÓCTEL

DE AGROTÓXICOS

EN EL JARDÍN

DE UNA ESCUELA RURAL

Un análisis sobre residuos de plaguicidas en el predio de la escuela Rural Nro 11 de San Antonio de Areco, provincia de Buenos Aires, halló siete agrotóxicos en las muestras de agua de lluvia y de suelo.

El estudio se llevo a cabo a instancias de la Directora del establecimiento educativo, Ana Zabaloy, quien viene denunciando las fumigaciones con agrotóxicos en los predios contiguos, y fue realizado por el Espacio Multidisciplinario de Interacción Socio-Ambiental-EMISA perteneciente al Programa Ambiental de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de La Plata.

En el estudio se analizaron  muestras del suelo del jardín de la escuela, tomadas en la zona de los juegos de los alumnos y del agua de lluvia recolectada por 30 días con recipientes colocados en la zona de la huerta escolar, y - en ambos casos (suelo y agua de lluvia) muestras extraídas en el limite del terreno escolar (alambrado) con el predio rural  donde se aplican regularmente agrotóxicos.

Los resultados arrojaron presencia de Glifosato, Ampa, Azoxistrobin y alfa-HCH  en ambas muestras tomadas del suelo  - con valores mas altos en la zona del alambrado -; mientras que en el agua de lluvia recolectada se encontraron  niveles altos de Atrazina, Acetoclor, Clorpirifos y Pyraclostrobin, también con valores superiores en las cercanía del predio donde se practican las fumigaciones, con excepción del acetoclor y Pyraclostrobin.

Concretamente estos fueron los valores hallados.

Se destaca que la recolección de muestras para el estudio, se hizo en presencia de la Directora de la Escuela, Autoridades Municipales y del Consejo Escolar de San Antonio de Areco.

Los resultados de este trabajo dan cuenta el grado de peligrosidad significativo que representan las fumigaciones con agrotóxicos en las adyacencias de las escuelas rurales.

El informe del EMISA es coincidente con el estudio realizado por el CIMA (Centro de Investigaciones del Medio Ambiente) en el año 2014 sobre las escuelas rurales de Coronel Suárez, en el cual se verificaba la presencia de agrotóxicos  en el 75 % de las muestras de agua de lluvia recolectada en los jardines escolares.

El agua de lluvia recolectada permite medir el material particulado que se halla en la atmosfera.

El informe del EMISA realiza recomendaciones determinantes "Considerando la proximidad del establecimiento educativo, y por ende de los alumnos y su personal, a los campos fumigados, sumado a que diariamente viven en condiciones domésticas equivalentes y en función de lo anteriormente publicado, es necesario y urgente se articulen acciones para bajar la exposición a plaguicidas de esta población vulnerable. Así mismo se recomienda repetir el monitoreo ambiental en épocas de alto uso del herbicida glifosato y otros activos de agroquímicos, que van desde el mes de Octubre al mes de Diciembre y vigilar la calidad del agua de provisión a los niños y personal educativo, asegurando permanentemente agua para consumo humano desde fuera del establecimiento educativo, envasada y bajo normas controladas de calidad."

Con las conclusiones del trabajo del EMISA, la directora de la Escuela rural afectada, Ana Zabaloy, recomendó e instó  a las autoridades escolares para que realicen el mismo estudio en todas las escuelas rurales del Partido de San Antonio de Areco.

Las autoridades del Consejo Escolar, alertadas por el informe del EMISA, reconocieron la gravedad del asunto y decidieron aceptar el requerimiento de Ana Zabaloy, quien a su vez  iniciará acciones judiciales - con el acompañamiento de Naturaleza de Derechos - a fin de que cesen de inmediato las fumigaciones con agrotóxicos en las adyacencias de la escuela rural a su cargo.

 

Descripción toxicológica de los agrotóxicos hallados.

 

Acetoclor. Fungicida Clase II, declarado probablemente cancerigeno por la Agencia de Investigación del Cáncer (IARC). Estudios científicos han comprobado efectos crónicos: toxicidad renal, oligoespermia, atrofia testicular y nefritis intersticial. Es Nocivo por inhalación. Irrita las vías respiratorias y la piel.

1

2




"Considerando la proximidad del establecimiento educativo, y por ende de los alumnos y su personal, a los campos fumigados, sumado a que diariamente viven en condiciones domésticas equivalentes y en función de lo anteriormente publicado, es necesario y urgente se articulen acciones para bajar la exposición a plaguicidas de esta población vulnerable. Así mismo se recomienda repetir el monitoreo ambiental en épocas de alto uso del herbicida glifosato y otros activos de agroquímicos, que van desde el mes de Octubre al mes de Diciembre y vigilar la calidad del agua de provisión a los niños y personal educativo, asegurando permanentemente agua para consumo humano desde fuera del establecimiento educativo, envasada y bajo normas controladas de calidad."


Glifosato. Herbicida Clase III, declarado probablemente cancerigeno por la Agencia de Investigación del Cáncer (IARC) en Marzo de 2015. Durante años Monsanto engaño al mundo señalando que el glifosato era biodegradable. Trabajos científicos demostraron que esa postulación era falsa. El estudio del EMISA acredita que el glifosato no se biodegrada y que se fija en el suelo, lo cual demuestra además, su persistencia.

Atrazina. Herbicida. Clase II. Es reconocido como un peligroso disruptor endocrino. Se ha comprobado su afectación al sistema reproductivo. Se asocia con una relativamente elevada toxicidad crónica y potencial de acumularse como sustancia recalcitrante en agua superficial y subterránea, está restringido su uso en los Estados Unidos de América y ha sido prohibido en varios países de la Comunidad Europea.

Pyraclostrobin. Fungicida, Clase II. Es irritante para la piel y muy peligroso si se inhala. No se ha podido descartar su peligrosidad potencial para fetos, bebes y niños

Azoxistrobin. Fungicida, Clase II. No se le conocen aun efectos, por no existir investigaciones científicas en razón de tratarse de un agrotóxico relativamente nuevo. Se comenzó a comercializar y usar en la agricultura en el año 1998. No obstante casi todos los formulados en el registro del SENASA son clase II.-

Alfa-HCH. Insecticida. Comúnmente llamado lindano. Es neurotóxico nivel 2, hepatotóxico y causa efectos inmunosupresivos y cáncer en animales de laboratorio. Fue declarado como posible cancerigeno en humanos por la IARC.

Es considerado disruptor endocrino categoría 1. Se le reconocen efectos genotóxicos. Afecta el sistema reproductivo (disminuye la producción de esperma). Provoca Parkinson. Trabajos científicos muestran evidencias sobre varios efectos crónicos: cirrosis y hepatitis crónica, rinitis, eczema, conjuntivitis, cáncer cerebral y anemia aplásica.

Sobre Mutagenicidad, estudios científicos señalan que se requiere mas investigación.

Clorpirifos: Insecticida. Presenta efectos de Toxicidad crónica y a largo plazo. Es neurotóxico  nivel 2 (colinérgico, neuropatía retardada). Es disruptor endocrino categoría 2. Se le reconocen efectos genotóxicos: aberraciones cromosómicas; también provoca Parkinson y otros efectos crónicos: presenta capacidad irritativa ocular, cuya exposición crónica causa un síndrome parecido a la influenza. Se ha descrito que puede provocar desorientación, pérdida de la memoria, falta de concentración, depresión severa, irritabilidad, insomnio y dificultad para hablar luego de una exposición crónica en humanos.

3 4


Dibujo realizado por alumnos de la Escuela Rural Nro 11 de San Antonio de Areco, provincia de Buenos Aires.